1980

A pesar de ser las mismas empresas y mismos accionistas quienes integraban a Calidra, éstas tenían diferentes administraciones y diferentes porcentajes en la participación de sus accionistas.

Las decisiones se tomaban individualmente para cada compañía, no siempre regían los mismos parámetros ante situaciones similares, la falta de comunicación y de una dirección común, muchas veces evitaba que, en caso de desabasto o de necesidad, se dieran apoyo entre ellas.

En este año no se invirtió en las plantas, mientras que la competencia construía hornos y lograba asociaciones exitosas.

Etiqueta Posteado en: MÁS DE 100 AÑOS EN LA INDUSTRIA CALERA DE MÉXICO |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *